Tu caja de talentos

Descubre tus talentos


1 comentario

TALENTO Y PASIÓN: DOS CLAVES PARA EL ÉXITO

Este año queríamos empezar hablando de TALENTO, y por qué no, de pasión, dos ingredientes importantes en la fórmula del éxito. Según la RAE, el talento lo define, entre otras, como persona inteligente o apta para determinada ocupación.

Aparecen aquí dos conceptos clave, por un lado la inteligencia como capacidad de entender, y por otro, la aptitud como capacidad para el desempeño o ejercicio de una ocupación.
Bajo esta premisa, y como defendemos, todos tenemos talento, aunque cada uno de nosotros para unas cosas.

Tenemos claro que para hacer lo que hacemos necesitamos tener aptitudes, pero lo que realmente marca la diferencia es la pasión que ponemos; y no hace mucho tiempo pudimos ver este binomio talento-pasión en persona, y no dudamos que hay muchísimos más esperando que los descubramos.

El momento, una boda, el talento, Andrés Nuñez Alpresa, el fotógrafo.

Verlo trabajar no sólo nos descubrió a una gran persona y profesional, conocedor de las técnicas para desempeñar su trabajo, sino que nos acercó a su visión particular de cuanto nos rodea.

fotografo TalentMap

Descubre tus talentos

Su talento, la fotografía. Su pasión, captar momentos.
Visto desde los Recursos Humanos, fue un verdadero privilegio ver en acción a este talento, y llegamos a la conclusión de que, cuando sabes hacer las cosas, y además las haces con intensa emoción, eres capaz de transmitirlas a cuantos tienes a tu alrededor.

Si estás buscando trabajo, esta es la clave para acercarte al empleo de tus sueños.

Como os hemos dicho, el talento y la pasión son parte de la fórmula del éxito, el resto son: la actitud (de la que os hablaremos más adelante) y trabajo, trabajo y trabajo.

Descubre tu talento, alinéalo con tu pasión y ponlo a trabajar.

Este puede ser el año de tu vida. ¡Feliz 2016!


Deja un comentario

Puedes votar nuestro blog en los premios Educanet 2015

Un año más presentamos nuestro Blog a los premios Educanet 2015 en la categoría de Recursos Humanos. Si os gusta nuestro blog, podéis votarnos haciendo click en el siguiente enlace:

http://www.educa.net/votar-blog-para-los-premios-educa-2015?id=561bfbc7323bc0.51152877

Muchas gracias por vuestro apoyo.


4 comentarios

4 CLAVES PARA SALIR DEL LABERINTO DEL DESEMPLEO

Volvemos con energías renovadas, y queríamos compartir con vosotros algunas claves para salir del laberinto del desempleo.

Claves que nos inspira la pequeña Lisa, de Los Simpson, en el capítulo “Para, o mi perro dispara” cuando menciona el algoritmo de Trémaux para salir del laberinto de maíz en el que se habían perdido. Así que, si a ellos les sirvió ¿por qué no nos va a servir a  nosotros para salir del laberinto del desempleo?

Laberinto de los Simpson

Laberinto de los Simpson

Para los que  no conocen este algoritmo, os contamos que lo inventó Charles Trémaux, un ingeniero francés, y lo primero que nos dice es que tenemos que marcar el camino que vamos siguiendo, y luego, y a partir de esta premisa, nos ofrece 4 claves o pasos para salir del laberinto.

Pues bien, la búsqueda de empleo podemos plantearla bajo las mismas premisas, marcándonos en primer  lugar el objetivo profesional que nos permitirá trazar el camino que vamos a recorrer.

Pero no nos bastará con saber qué camino recorrer. Si además seguimos las 4 claves del algoritmo, es más que seguro que encontraremos la salida de nuestro laberinto particular. Pero, ¿Cuáles son estas claves?:

1.- No siga el mismo camino dos veces: Si ya has seguido un camino y no te ha dado resultados, no lo vuelvas a coger, elige otras alternativas. Pongamos por ejemplo que vas a entregar en mano tu curriculum a todas las empresas de tu ciudad, si ves que eso no te está funcionando, cambia tu estrategia de búsqueda, y entrégalo por otros medios.

2.- Si llega a un cruce nuevo, no importa que camino coja: Cuando te encuentres en una situación nueva, si tienes varias alternativas de respuesta, tomes el camino que tomes, estará bien, y si te equivocas, siempre te quedará el otro camino por recorrer.

Imagina que con tus habilidades y competencias puedes optar a dos puestos de trabajo que nunca antes habías desempeñado, elijas el que elijas estará bien, y si no sale como esperabas, recuerda que siempre habrá más caminos (empleos) por recorrer.

3.- Si un camino nuevo lo lleva a un cruce viejo, o a un callejón sin salida, retroceda hasta la entrada del camino: Imagina ahora que te has decidido por demandar un trabajo nuevo, y que llegado el momento de la entrevista te encuentras con situaciones ya vividas con anterioridad (¿los valores de la empresa son similares a los de la empresa que abandonaste porque no creías en ellos?¿te explican que algunas funciones del puesto son tareas que no te habían contado y no estás dispuesto a realizar?, etc). Quédate con lo bueno, como ya conoces a lo que te vas a enfrentar, puedes reconsiderar tu respuesta, y volver a la entrada del camino.

4.- Si un camino viejo le lleva a un cruce viejo, tome un camino nuevo, y si no lo hay, tome cualquiera: En la búsqueda d empleo, recorremos a diario los mismos caminos de siempre (hacemos búsquedas en los portales de empleo, en metabuscadores, etc) si llegado el momento, tenemos alguna alternativa más para optimizar nuestra búsqueda (nuestro cruce), mejor optaremos por ir por el camino nuevo, y hacer lo que no habíamos hecho aún, por ejemplo buscar en redes sociales o blogs; Y si no hay alternativas nuevas para nuestra búsqueda, cualquier medio o camino que usemos para hacer llegar nuestra candidatura, será estupendo.

La gran clave para salir es la actitud con la que nos enfrentamos al laberinto. Con paciencia y constancia estaremos un poco más cerca de la salida.

¡Ánimo y suerte!


Deja un comentario

EL VALOR DIFERENCIAL DE TU TRABAJO – FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES

En momentos como los que estamos viviendo, en los que todos nos recuerdan que para destacar tenemos que ser diferentes, deberíamos pararnos a pensar que ya somos diferentes, es más, somos únicos, solo tenemos que ponernos en valor y mostrárselo al mundo.

Pero, ¿Qué es realmente a lo que tenemos que darle valor? ¿Por qué nos van a pagar en este mercado tan competitivo? Sin dudarlo, nos vienen a la cabeza las palabras de Alfons Cornellà en su libro “Visionomics”, y que dicen: “En una sociedad industrial el salario de los trabajadores se basa en el cumplimiento de un horario. En sociedades centradas en servicios, gran parte de los salarios dependen de los objetivos cumplidos. En cambio, el trabajador del s.XXI recibirá gran parte de su sueldo por tener un conocimiento diferencial. Ese conocimiento puede ser una idea o un consejo que aporta valor a una empresa. Ese conocimiento crea la diferencia.”

Trabajadores del S.XXI

Trabajadores del S.XXI

Así, el valor diferencial eres TU y tus conocimientos, no lo dudes.

Os deseamos un Feliz día internacional de los trabajadores


Deja un comentario

Taller GRATUITO para la búsqueda de empleo

"Destapa tu caja de talentos para la búsqueda de empleo"

“Destapa tu caja de talentos para la búsqueda de empleo”

Este miércoles 04 de junio de 2014 a las 19:15 hs te invitamos a que nos acompañes en el taller gratuito que nos han invitado a impartir con los vecinos de la AAVV Gumbau de Castellón durante su semana cultural.

No te lo pierdas ¡¡¡ Te esperamos !!!


6 comentarios

Una patada en el culo

Resiliencia

Resiliencia

El término resiliencia proviene del verbo latino resilire que significa “saltar hacia atrás, rebotar” y hace referencia a la “capacidad de los sujetos para sobreponerse a periodos de dolor emocional y situaciones adversas e incluso resultar fortalecidos por éstos”. Es aquello de que “lo que no te mata te hace más fuerte”. Curiosamente, el término no atañe únicamente al plano de lo emocional sino también al de lo material, siendo común a campos como la psicología y la física; en ingeniería, en concreto, la resiliencia es una magnitud que mide la “cantidad de energía que absorbe un determinado material al romperse bajo la acción de un golpe o su capacidad de recuperar su estructura tras una deformación”.

 Según su definición la resiliencia es, por tanto, una cualidad interesante con la que contar a la hora de afrontar la búsqueda de empleo, tarea que se ha convertido en una carrera de obstáculos en la cual caer y tener que volver a levantarse es una constante. Y también es una cualidad de valor inestimable en nuestra vida personal, pues nos va a permitir afrontar de manera más adaptativa las dificultades, los duelos y las adversidades que inevitablemente se nos presentarán y, además, salir fortalecidos y “mejorados” de dichas circunstancias.

 Hay personas que parecen traer el optimismo y la resiliencia de serie (pensamos en niños que se sobreponen estoicamente a enfermedades, catástrofes y otras situaciones extremas), pero la mayoría debemos aprender a encontrar el tesoro que se esconde bajo cada piedra con la que tropezamos en el camino. Pero, ¿cómo conseguir ser una persona resiliente?

 Pues lo cierto es que, pese a que aspectos como tener una buena red familiar y social de apoyo ayudan a ser resiliente, una vez más, la verdadera clave está en nuestros todopoderosos y omnipresentes pensamientos. Es decir, si yo considero de entrada que “de TODO de aprende”, que cada dificultad me plantea un reto que me brinda una oportunidad única de generar nuevas habilidades o mejorar algunas que ya poseo y de conocerme más a mí mismo; si sé ver mi vida en su conjunto y en perspectiva; si, pese al sufrimiento que pueden generarme determinadas situaciones, sé descifrar y exprimir el aprendizaje de vida que hay contenido en ellas. Si soy capaz de pensarlo y sentirlo así, cuando pase la tormenta (que pasará), seré un marinero más experto que antes de entrar en ella. Sentiré fortalecida mi confianza en mí mismo y mi capacidad de hacer cosas y superar momentos difíciles en un futuro. Podré, como los materiales, absorber la energía del golpe, y me sentiré vencedor de la situación y de la vida misma.

 Las personas poco resilientes, por contra, no ven tal oportunidad y se quedan estancados en el evento traumático o estresante, como pueda ser una búsqueda de empleo frustrada (y frustrante), y no pueden ubicarse en la etapa siguiente.

Patada en el culo

Patada en el culo

Afortunadamente, dicen los expertos, la mayoría de nosotros hemos tenido esta experiencia de crecimiento descrita anteriormente. El hecho de que yo aprenda o no, lo que yo “saque” de esta situación es, como en muchas otras cosas, una cuestión de enfoque o actitud, una actitud de superación y trascendencia y diríamos que hasta de sentido del humor, para considerar que “hasta una patada en el culo te empuja hacia adelante”.


9 comentarios

TÚ PUEDES SI CREES QUE PUEDES

 

En busca de la felicidad

En busca de la felicidad

Ficha técnica

Título: En busca de la felicidad

País: EEUU

Año: 2006

Duración: 116 min.

Dirección: Gabriele Muccino

Si tuviéramos que resumir la película en un solo titular podríamos decir que En busca de la felicidad es una historia sobre el sueño americano. De hecho, en un par de ocasiones al inicio del film se hace referencia a la búsqueda de la felicidad recogida por Thomas Jefferson en la declaración de la Independencia de los Estados Unidos de América.

Si quisiéramos detallar un poco más, podríamos decir que es una película sobre las luces y las sombras de ese sueño americano pero, por encima de todo, es una película sobre la determinación.

El protagonista es Chris Gardner, un vendedor de aparejos médicos en la antesala de la época del esplendor yuppie de los años 80, a quien la situación económica y familiar se le complica y debe hacerse cargo en solitario de su hijo pequeño sin contar con un sustento mínimo.

Es la historia de la lucha de ese hombre, o debería decir de ese padre, por salir adelante y, además, rizar el rizo y convertirse, de la nada, en corredor de bolsa: sin cualificación, sin “enchufes”, sin apoyo moral ni económico de nadie, sin nada más que la fuerza de su determinación y su coraje.

Es una película emocionante por lo que cuenta y por cómo lo cuenta. Hay que decir que las actuaciones de Will Smith como padre y de su hijo (que también lo es en la vida real) son magníficas. Todo ello consigue que uno se identifique desde el minuto uno del film con la desesperación que produce la precariedad, máxime cuando tienes a alguien que depende de tí, y también con la cruzada personal que este hombre emprende. Su lucha se convierte, por momentos, en una carrera de obstáculos que el protagonista va venciendo uno tras otro gracias a su espíritu de superación, su voluntad de hierro, su esfuerzo incansable, su entereza y su fe en sí mismo. Vamos, lo que se dice un héroe.

La película se sigue con una mezcla de tensión y emoción contenidas que estallan en la escena final, por supuesto con happy end y moraleja. El sentido de la moraleja podría estar contenido en el consejo que el protagonista da a su hijo en la escena de la cancha de basket y que tan buena acogida ha tenido entre los emprendedores: “Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo, ni siquiera yo. Si tienes un sueño debes protegerlo. Si alguien no puede hacer algo te dirá que tú tampoco puedes. Si quieres algo, ve a por ello. Punto”.

"Si quieres algo, ve por ello y punto"

“Si quieres algo, ve por ello y punto”

Hemos de decir que es una película que habíamos visto en un par de ocasiones hace algunos años pero que nos ha resultado especialmente emotiva cuando la hemos vuelto a ver en el actual contexto socioeconómico. Pese a que no deja de ser una ficción, la historia de Chris nos ha remitido a tantos héroes cotidianos, hombres y mujeres, que están sacando adelante a sus familias con su fortaleza como principal arma. El mensaje para todos ellos y para todos nosotros no es dramático ni victimista, todo lo contrario, es un canto al “tú puedes”.

No sé que pensaréis vosotros: ¿Habéis visto el film? ¿Qué opinión os merece el mensaje?


4 comentarios

LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

Con este post nos gustaría transmitiros la importancia que tiene el proceso de comunicación en la búsqueda de empleo, proceso que, por su uso cotidiano, no apreciamos en su totalidad, dándole la importancia que se merece.

Tradicionalmente, hemos definido la comunicación como el “intercambio de sentimientos, opiniones o cualquier otro tipo de información, mediante habla, escritura u otro tipo de señales”.

Todo este proceso requiere de un Emisor, un Receptor y un Mensaje. La información la incluye el emisor en un paquete y la canaliza hacia el receptor a través de un medio. Una vez recibido, el receptor decodifica el mensaje y proporciona una respuesta.

Proceso de comunicación

Proceso de comunicación

Todo ser humano, desde que nace, se comunica con el resto para cubrir sus necesidades, por ejemplo, un bebé llora para comunicar a su madre que tiene hambre, y esta le pueda dar de comer.

Durante el proceso de búsqueda de empleo, por supuesto, no estamos exentos de comunicarnos, y debemos ser cautelosos con lo qué comunicamos y cómo lo comunicamos, es decir, como emisores controlaremos el mensaje que emitimos eligiendo el canal adecuado para transmitirlo, y controlaremos también nuestra comunicación no verbal durante el proceso.

Todo esto está muy bien, pero ¿qué debemos transmitir para que nuestra candidatura destaque?

Comunicación

Comunicación

En primer lugar, deberíamos transmitir una actitud positiva y ganas. Actitud que no debe ser aparente, sino que debemos creernos e interiorizar, pues es de la única forma que el conjunto del mensaje que emitimos sea creíble.

Por otro lado, también debemos rodearnos de un entorno positivo, fijándonos pequeñas metas, y así poder alcanzar nuestros objetivos, de manera que podamos transmitir optimismo, confianza, responsabilidad y espíritu emprendedor; Cualidades muy demandadas a día de hoy por el mercado de trabajo.

Y todo ello, sin olvidarnos de cuidar que el mensaje que queramos transmitir sea coherente y concuerde con lo que realmente somos y queremos dar a conocer.

Y tú, ¿Cómo te comunicas?


7 comentarios

Qué hacer con una foto borrosa

Las que aquí escriben pertenecemos al vagón de cola de lo que en algún momento se llamó la Generación X, me refiero a los que actualmente tenemos entre 30 y 40 años. La actual crisis se ha ido llevando por delante muchos de los planes y expectativas que teníamos para este período de nuestras vidas. No somos los únicos, lo mismo les ha ocurrido a las demás generaciones con las que convivimos, por ejemplo la de nuestros padres y lo que esperaban para el momento de su jubilación.

Para la mayoría de nosotros, la fotografía actual de nuestra vida tiene poco que ver con aquella que, de manera más o menos consciente, habíamos ido componiendo durante los años o, mejor dicho, las décadas anteriores. En lugar de ganar viveza y nitidez, en estos años la foto se ha ido volviendo borrosa.

Foto borrosa

Foto borrosa

En el apartado profesional, muchos de los de nuestra quinta, o carecemos de empleo actualmente, o  no tenemos el tipo de empleo, las condiciones o la estabilidad esperadas. Y lo mismo nos ocurre en otros ámbitos de nuestra vida: pasados los 35 muchos todavía no tenemos solucionado el tema de la vivienda o de los hijos, los que quieran tenerlos. Ante la situación de incertidumbre y precariedad mantenidas en el tiempo, hemos ido viendo cómo se convierten en definitivas, o en más definitivas de lo esperado, las decisiones, opciones y soluciones que, en su momento, nos planteamos como temporales “hasta que la cosa mejore”. Que este mientras que se está convirtiendo en nuestra vida, con mayúsculas y sin más.

No queremos dramatizar pero tampoco vamos a negarlo: es un chasco, por decirlo finamente. Y hay un periodo innegable de decepción y duelo más o menos importante y largo, según la persona. Es un sentimiento de pérdida y nostalgia de algo que nunca ha existido, que nunca hemos vivido ni tenido, salvo en nuestra cabeza.

Nuestro consejo, basado en nuestra experiencia, es que lo más inteligente, visto tanto desde el punto de vista racional como emocional, es decir, lo más operativo y sano, es aceptar cuanto antes lo que hay. Como se suele decir, “cambiar el chip”. Es fácil de decir y no tan fácil de hacer, pero lo cierto es que cuanto menos tiempo y energía invirtamos en seguir resistiéndonos emocionalmente a lo que es y asumamos el nuevo orden de las cosas tal cual son, cuanto antes soltemos el lastre de “lo que debería estar siendo”, antes podremos redefinir nuestra posición y calibrar nuestras opciones. Y, lo más importante y previo a lo anterior, antes podremos recomponer el ánimo y el gesto.

Que aceptemos nuestras circunstancias no significa resignarse, ni renunciar a plantearse objetivos y emprender acciones concretas para intentar aproximar aquello que hacemos  a aquello que verdaderamente deseamos hacer. Aceptar significa simplemente que, mientras hacemos esto, dejemos de sufrir emocionalmente la situación presente, es decir, dejemos de estar frustrados, enfadados o tristes.

Pero aún hay más, aceptar de verdad nos puede permitir incluso valorar  los beneficios diferenciales de nuestra situación, y esto puede ser un verdadero bálsamo. Por poner un ejemplo: el desempleo generalizado ha permitido a muchas madres y padres permanecer junto a sus hijos recién nacidos más allá de las escasas semanas de baja maternal o permiso por paternidad que nuestro país establece, y con ello estar plenamente presentes durante sus primeros meses o años. Un regalo inigualable, y que es para toda la vida para esos niños, y también para los progenitores que hayan sabido disfrutarlo y valorar que, pese a las vicisitudes y estrecheces que haya implicado, esta experiencia es insustituible e impagable. Y lo mismo para quien la coyuntura actual le haya permitido recuperar un espacio vital para cultivar y alimentar otras motivaciones, para conectarse o volver a conectarse con uno mismo y con lo que de verdad importa, sin las prisas y el estrés de las jornadas de trabajo maratonianas y las dobles jornadas (trabajo-casa). Tiempo simplemente para pensar, respirar y, en definitiva, para ser.


Deja un comentario

El espectáculo debe continuar …

Full Monty

Full Monty

Full Monty

Título original: The Full Monty

Año de producción: 1997, Reino Unido

Director: Peter Cattaneo

Duración: 83 min.

La película comienza tras el cierre de la fábrica de acero de Yorkshire, que deja sin trabajo a casi toda la población masculina. Gaz, uno de los obreros afectados, perderá el derecho de ver a su hijo si no consigue dinero para pagar la pensión de manutención familiar a su mujer. En medio de la desesperación, plantea a los amigos que estén en su misma situación una iniciativa, a primera vista, disparatada: organizar un espectáculo de strip-tease.

Una vez más, elegimos una película con transfondo social, aunque esta vez el director le da un toque de humor que relaja el dramatismo de la situación que viven los protagonistas, quienes han pasado de la bonanza económica al declive producido por el desempleo.

Al inicio del film, la actitud que muestran los protagonistas es más pasiva, como si ya hubieran tirado la toalla, incluso Tom Wilkinson, el antiguo jefe, se ve cómo no es capaz de enfrentarse a su mujer, e intenta seguir llevando la misma vida que antes de perder su trabajo.

Gaz, a la desesperada, nos muestra su capacidad e iniciativa emprendedora, y convence a sus amigos para que hagan un espectáculo de strip-tease, nada convencional (sin cuerpos danone y alguna que otra barriga cervecera), para salir de la situación de desempleo, al menos, una vez.

El camino que van a recorrer hasta el día del strip-tease no es sencillo, ya que tendrán que superar muchas tensiones producidas por la situación a la que se enfrentan, como la del excompañero que intenta suicidarse o el exjefe que no se enfrenta a su mujer.

Por otro lado, se plantea un camino de aprendizaje de nuevas habilidades, como es el baile, y como grupo, se marcan el objetivo de aprenderlo en 2 semanas,así como la superación de ciertas barreras, como la timidez y el orgullo.

Baile en la cola del paro

Baile en la cola del paro

Cuando se topan con el público objetivo de su iniciativa, los protagonistas empiezan a sentir el miedo previo a su lanzamiento, y la mayoría de ellos intentarán volver a la falsa seguridad de la cola del paro, en la que se produce la famosa escena del baile, y en la que se darán cuenta de que, aunque sólo sea una vez, tienen que luchar por aquello por lo que han trabajado: su espectáculo.

La película cierra con el broche de oro del espectáculo en el que se superan todas las expectativas de los protagonistas, transmitiéndonos que todo esfuerzo conlleva una recompensa.

Nosotras hemos empezado con nuestro espectáculo, y vosotros ¿estáis preparando el vuestro? El espectáculo debe continuar…