Tu caja de talentos

Descubre tus talentos


5 comentarios

LA OLLA , LA RANA Y LA PERCEPCIÓN DEL CAMBIO

Hace un tiempo asistimos a un taller sobre la reforma de la cotización y recaudación en la Seguridad Social impartida por el director provincial de la TGSS y del INSS de Castellón. Este taller no solo  nos sirvió para corroborar  como está cambiando el mercado laboral, sino que comprobamos los cambios que están planteando las administraciones para adaptarse a estos últimos.

Como todo, el mercado laboral está en permanente cambio; saber detectarlo y adaptarnos a él es nuestro trabajo, ya que de no hacerlo, puede salirnos muy caro, como nos contaba el ponente del taller con la parábola de la rana y la olla. Para los que no  la sepáis, os la contamos:

Si echamos una rana en una olla con agua hirviendo, esta salta inmediatamente hacia fuera y consigue escapar. En cambio si ponemos una olla con agua fría  y echamos una rana esta se queda tan tranquila. Y si a continuación empezamos a calentar el agua poco a poco, la rana no reacciona sino que se va acomodando a la temperatura hasta que pierde el sentido y, finalmente, muere sin darse cuenta.

La olla, la rana y la percepción del cambio

La olla, la rana y la percepción del cambio

Como la rana, nosotros percibimos los cambios súbitos y reaccionamos enseguida; pero si los cambios se van produciendo de forma discreta y no somos capaces de percibirlos, o aún peor, si los percibimos y nos acomodamos (nos quedamos en nuestra zona de confort) por miedo al cambio, entonces sí que nos puede pasar factura la decisión que hemos tomado de no hacer nada al respecto.

Imagina que sigues haciendo la búsqueda de empleo como antaño, y por miedo, no te adaptas a realizarla a través de las nuevas herramientas disponibles en la red; tus posibilidades de éxito se verán acotadas a un menor número de ofertas o posibilidades de empleabilidad.

Para garantizar nuestro éxito, no solo no debemos de acomodarnos, sino que tenemos la obligación de evolucionar, de dejar atrás nuestras antiguas costumbres, y saltar a la zona mágica, fuera de nuestra zona de confort, dónde pueden suceder cosas fantásticas.

¿Estás preparado para saltar fuera de la olla?


4 comentarios

Blog finalista en los premios Educa.net

GRACIAS A TODOS VOSOTROS ya somos FINALISTAS!!!! en los premios Educa.net.
Si pinchas encima de la imagen puedes votar a nuestro Blog como aspirante a ser el ganador.


1 comentario

Bienvenido Septiembre

Ya estamos de vuelta y con las pilas cargadas le damos la bienvenida a Septiembre

Bienvenido septiembre

Bienvenido septiembre


3 comentarios

ARDER O NO ARDER, ¿ESA ES LA CUESTIÓN?

El otro día conversábamos con una colega de profesión sobre la importancia de detectar en las entrevistas de trabajo la motivación que poseen los candidatos hacia aquello a lo que se dedican. Para nosotras es importante captar este aspecto o, al menos, intentarlo.

El mundo necesita ...

El mundo necesita …

Existe un momento durante una entrevista en que le pides a esa persona que te explique en qué consistía su anterior trabajo o qué le gustaba de él. Y rápidamente, ante una pregunta tan sencilla como esa, ves cómo les cambia el gesto, muchos parece que se relajen y algunos hasta sonríen, como si pensaran: “hablar de lo que me gusta hacer: fácil!”. Al responder, la persona a la que le motiva lo que hace, vibra detallando tareas, repasando procesos, enumerando gestiones y responsabilidades,…        Personalmente, para nosotras como entrevistadoras, es maravilloso cuando se produce este momento, y es una de esas cosas que nos enganchó de nuestro trabajo: presenciar la pasión, presenciar a esa otra persona en su esencia. Es emocionante.

Independientemente de lo interesante de esta vivencia, nuestra finalidad como seleccionadoras     sería detectar y captar para nuestras compañías a personas apasionadas de lo que hacen. Para nosotras, la importancia de este hecho radica en dos motivos:

1-Creemos firmemente que nadie puede ser brillante en algo que no le apasione, y en las organizaciones quieren contar con los mejores profesionales.

2-Hemos experimentado los beneficios de trabajar en entornos en los que la gente disfruta lo que hace. Esto genera un clima laboral infinitamente más positivo (y esto, a su vez, redunda también en mejores resultados).

En cuanto al primero de estos motivos, el razonamiento de porque no podemos ser verdaderamente buenos en algo que no nos apasiona. Es muy sencillo, si partimos de la idea de que la motivación es el motor de todo aprendizaje y que mentes privilegiadas hay solo cuatro, estaremos de acuerdo que no es fácil que persistamos (informándonos, formándonos, acumulando pericia) en áreas que no nos motiven y, sin un determinado grado de dedicación, es difícil que lleguemos a dominar un campo como para ser verdaderamente buenos en él. El apasionamiento, en este caso, puede marcar la diferencia entre ser un profesional correcto y ser brillante.

En cuanto al segundo motivo, simplemente cabe pararnos a pensar en aquello que verdaderamente nos gusta hacer, bien se trate de nuestro trabajo (enhorabuena, en este caso) o de aquellas cosas que hacemos en nuestro tiempo libre por placer o hobbie; centrémonos en la experiencia de estar enfrascado en esas tareas, en cómo todo parece fluir y las horas se nos pasan volando. Es una  sensación que todos tenemos en algunos momentos y apartados de nuestra vida. Para todos nosotros es una experiencia de disfrute, altamente deseable. ¿Os imagináis trabajar en un equipo en que sus miembros compartan esa misma vivencia en relación a las tareas y responsabilidades asignadas a su puesto? En este caso, el apasionamiento marca la diferencia entre tener una nómina y tener un trabajo. Además, una de las propiedades que tiene la verdadera pasión es que es contagiosa y pueden generarse sinergias altamente creativas y productivas.

Después de todo lo expuesto, y por si todavía no vemos claros los beneficios de la pasión en el campo profesional, repitamos el ejercicio anterior pero con un escenario totalmente distinto que a todos nos puede resultar familiar. Pensemos en una situación que, tristemente, abunda: la de aquellos que se pasan cada día 8 horas trabajando en algo que no les motiva, y esto durante semanas, meses y años… ¿qué pensamos a priori del desempeño de estos trabajadores en sus puestos? ¿y de su bienestar y satisfacción personal?.

Arder

Arder

Con todo, simplemente queríamos compartir con vosotros lo que pensamos acerca de otro aspecto  de nuestro desempeño profesional, porque nos gusta la gente apasionada por lo que hace, la gente que arde, y porque intentamos detectarla y que sea captada por las organizaciones. Pero queríamos también con esta reflexión animaros a buscar aquello os apasione, o hacer que os apasione aquello que hacéis, buscar la chispa que encienda la llama, la cuestión es arder, ¿o no?

¿Qué opináis vosotros?  ¿Ardéis en lo que hacéis? Estamos deseando oíros.


Deja un comentario

Tu vida en el aire

Tras unas semanas en silencio, queremos compartir con vosotros una faceta de los Recursos Humanos poco conocida en España, pero que poco a poco va tomando relevancia, nos referimos al Outplacement, y queremos  hacerlo a través de la conocida película de George Clooney “Up in the air”

George Clooney "Up in the air"

George Clooney “Up in the air”

El outplacement sería el conjunto de técnicas utilizadas para reubicar a trabajadores, cuando por fusiones, adquisiciones o reestructuraciones, hay que prescindir de parte del personal, así como el acompañamiento a la empresa en el proceso de desvinculación de dichas relaciones laborales.

En la película, tratan el outplacement desde la perspectiva de la gestión pura y dura del despido, dejando de lado el proceso de reorientación y recolocación asociado al mismo, en la que Ryan Bingham (George Clooney) es contratado por las empresas para reducir personal, ya que es experto en la materia.

En el film, se ve que Ryan vive viajando por todo el país sin más preocupaciones, pudiendo llevar todo lo que necesita en una maleta, y como único objetivo vital, alcanzar un desorbitado número de millas recorridas para poder acceder a un restringido y selecto club. Sin duda, nada autentico a lo que aferrarse.annakendrick-georgeclooney

Por otro lado, el jefe de Ryan, animado por una joven experta en eficiencia (Anna Kendrick), amenaza con “atar” a Ryan a un puesto fijo en un despacho, lo que lo lleva a plantearse lo que significaría tener un verdadero hogar.

A lo largo del film, se plantea de forma recurrente la soledad, desde la mirada de un ejecutivo de una exitosa empresa de RRHH (Ryan); A medida que transcurre la película, y gracias a las personas que se cruzan en su vida, el protagonista se replantea el enfoque que quiere dar a su vida.

Estamos ante una comedia con trasfondo dramático-social, basada en un tema desgraciadamente en vigor, ya que hoy por hoy, nadie tenemos el puesto de trabajo garantizado.

Pese a la frialdad con la que se tratan los despidos en la película, y la cobardía de las empresas titulares de no afrontar directamente los mismos, Ryan los plantea como una posibilidad para que los trabajadores afectados puedan hacer realidad los sueños que una vez dejaron de lado por trabajar en la empresa; Desde nuestro punto de vista, en un intento de humanizar un proceso aséptico, serio y en el que se dominan a la perfección las emociones por parte del consultor de RRHH.

Una película recomendable, que sin duda, no os dejará indiferentes, y que hace que te plantees qué quieres conseguir en tu vida  ¿Os habéis planteado que hacer con la vuestra?


Deja un comentario

Taller GRATUITO para la búsqueda de empleo

"Destapa tu caja de talentos para la búsqueda de empleo"

“Destapa tu caja de talentos para la búsqueda de empleo”

Este miércoles 04 de junio de 2014 a las 19:15 hs te invitamos a que nos acompañes en el taller gratuito que nos han invitado a impartir con los vecinos de la AAVV Gumbau de Castellón durante su semana cultural.

No te lo pierdas ¡¡¡ Te esperamos !!!


6 comentarios

Una patada en el culo

Resiliencia

Resiliencia

El término resiliencia proviene del verbo latino resilire que significa “saltar hacia atrás, rebotar” y hace referencia a la “capacidad de los sujetos para sobreponerse a periodos de dolor emocional y situaciones adversas e incluso resultar fortalecidos por éstos”. Es aquello de que “lo que no te mata te hace más fuerte”. Curiosamente, el término no atañe únicamente al plano de lo emocional sino también al de lo material, siendo común a campos como la psicología y la física; en ingeniería, en concreto, la resiliencia es una magnitud que mide la “cantidad de energía que absorbe un determinado material al romperse bajo la acción de un golpe o su capacidad de recuperar su estructura tras una deformación”.

 Según su definición la resiliencia es, por tanto, una cualidad interesante con la que contar a la hora de afrontar la búsqueda de empleo, tarea que se ha convertido en una carrera de obstáculos en la cual caer y tener que volver a levantarse es una constante. Y también es una cualidad de valor inestimable en nuestra vida personal, pues nos va a permitir afrontar de manera más adaptativa las dificultades, los duelos y las adversidades que inevitablemente se nos presentarán y, además, salir fortalecidos y “mejorados” de dichas circunstancias.

 Hay personas que parecen traer el optimismo y la resiliencia de serie (pensamos en niños que se sobreponen estoicamente a enfermedades, catástrofes y otras situaciones extremas), pero la mayoría debemos aprender a encontrar el tesoro que se esconde bajo cada piedra con la que tropezamos en el camino. Pero, ¿cómo conseguir ser una persona resiliente?

 Pues lo cierto es que, pese a que aspectos como tener una buena red familiar y social de apoyo ayudan a ser resiliente, una vez más, la verdadera clave está en nuestros todopoderosos y omnipresentes pensamientos. Es decir, si yo considero de entrada que “de TODO de aprende”, que cada dificultad me plantea un reto que me brinda una oportunidad única de generar nuevas habilidades o mejorar algunas que ya poseo y de conocerme más a mí mismo; si sé ver mi vida en su conjunto y en perspectiva; si, pese al sufrimiento que pueden generarme determinadas situaciones, sé descifrar y exprimir el aprendizaje de vida que hay contenido en ellas. Si soy capaz de pensarlo y sentirlo así, cuando pase la tormenta (que pasará), seré un marinero más experto que antes de entrar en ella. Sentiré fortalecida mi confianza en mí mismo y mi capacidad de hacer cosas y superar momentos difíciles en un futuro. Podré, como los materiales, absorber la energía del golpe, y me sentiré vencedor de la situación y de la vida misma.

 Las personas poco resilientes, por contra, no ven tal oportunidad y se quedan estancados en el evento traumático o estresante, como pueda ser una búsqueda de empleo frustrada (y frustrante), y no pueden ubicarse en la etapa siguiente.

Patada en el culo

Patada en el culo

Afortunadamente, dicen los expertos, la mayoría de nosotros hemos tenido esta experiencia de crecimiento descrita anteriormente. El hecho de que yo aprenda o no, lo que yo “saque” de esta situación es, como en muchas otras cosas, una cuestión de enfoque o actitud, una actitud de superación y trascendencia y diríamos que hasta de sentido del humor, para considerar que “hasta una patada en el culo te empuja hacia adelante”.


9 comentarios

TÚ PUEDES SI CREES QUE PUEDES

 

En busca de la felicidad

En busca de la felicidad

Ficha técnica

Título: En busca de la felicidad

País: EEUU

Año: 2006

Duración: 116 min.

Dirección: Gabriele Muccino

Si tuviéramos que resumir la película en un solo titular podríamos decir que En busca de la felicidad es una historia sobre el sueño americano. De hecho, en un par de ocasiones al inicio del film se hace referencia a la búsqueda de la felicidad recogida por Thomas Jefferson en la declaración de la Independencia de los Estados Unidos de América.

Si quisiéramos detallar un poco más, podríamos decir que es una película sobre las luces y las sombras de ese sueño americano pero, por encima de todo, es una película sobre la determinación.

El protagonista es Chris Gardner, un vendedor de aparejos médicos en la antesala de la época del esplendor yuppie de los años 80, a quien la situación económica y familiar se le complica y debe hacerse cargo en solitario de su hijo pequeño sin contar con un sustento mínimo.

Es la historia de la lucha de ese hombre, o debería decir de ese padre, por salir adelante y, además, rizar el rizo y convertirse, de la nada, en corredor de bolsa: sin cualificación, sin “enchufes”, sin apoyo moral ni económico de nadie, sin nada más que la fuerza de su determinación y su coraje.

Es una película emocionante por lo que cuenta y por cómo lo cuenta. Hay que decir que las actuaciones de Will Smith como padre y de su hijo (que también lo es en la vida real) son magníficas. Todo ello consigue que uno se identifique desde el minuto uno del film con la desesperación que produce la precariedad, máxime cuando tienes a alguien que depende de tí, y también con la cruzada personal que este hombre emprende. Su lucha se convierte, por momentos, en una carrera de obstáculos que el protagonista va venciendo uno tras otro gracias a su espíritu de superación, su voluntad de hierro, su esfuerzo incansable, su entereza y su fe en sí mismo. Vamos, lo que se dice un héroe.

La película se sigue con una mezcla de tensión y emoción contenidas que estallan en la escena final, por supuesto con happy end y moraleja. El sentido de la moraleja podría estar contenido en el consejo que el protagonista da a su hijo en la escena de la cancha de basket y que tan buena acogida ha tenido entre los emprendedores: “Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo, ni siquiera yo. Si tienes un sueño debes protegerlo. Si alguien no puede hacer algo te dirá que tú tampoco puedes. Si quieres algo, ve a por ello. Punto”.

"Si quieres algo, ve por ello y punto"

“Si quieres algo, ve por ello y punto”

Hemos de decir que es una película que habíamos visto en un par de ocasiones hace algunos años pero que nos ha resultado especialmente emotiva cuando la hemos vuelto a ver en el actual contexto socioeconómico. Pese a que no deja de ser una ficción, la historia de Chris nos ha remitido a tantos héroes cotidianos, hombres y mujeres, que están sacando adelante a sus familias con su fortaleza como principal arma. El mensaje para todos ellos y para todos nosotros no es dramático ni victimista, todo lo contrario, es un canto al “tú puedes”.

No sé que pensaréis vosotros: ¿Habéis visto el film? ¿Qué opinión os merece el mensaje?


Deja un comentario

¿Dónde estás viviendo Tú?

Esta semana queríamos que os plantarais dónde estáis viviendo. Alguno de vosotros tendrá algo de pasado, otros muchos tendréis exceso de futuro, y esperamos que la inmensa mayoría tenga  superávit de PRESENTE

Dónde estás viviendo

Dónde estás viviendo


4 comentarios

LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

Con este post nos gustaría transmitiros la importancia que tiene el proceso de comunicación en la búsqueda de empleo, proceso que, por su uso cotidiano, no apreciamos en su totalidad, dándole la importancia que se merece.

Tradicionalmente, hemos definido la comunicación como el “intercambio de sentimientos, opiniones o cualquier otro tipo de información, mediante habla, escritura u otro tipo de señales”.

Todo este proceso requiere de un Emisor, un Receptor y un Mensaje. La información la incluye el emisor en un paquete y la canaliza hacia el receptor a través de un medio. Una vez recibido, el receptor decodifica el mensaje y proporciona una respuesta.

Proceso de comunicación

Proceso de comunicación

Todo ser humano, desde que nace, se comunica con el resto para cubrir sus necesidades, por ejemplo, un bebé llora para comunicar a su madre que tiene hambre, y esta le pueda dar de comer.

Durante el proceso de búsqueda de empleo, por supuesto, no estamos exentos de comunicarnos, y debemos ser cautelosos con lo qué comunicamos y cómo lo comunicamos, es decir, como emisores controlaremos el mensaje que emitimos eligiendo el canal adecuado para transmitirlo, y controlaremos también nuestra comunicación no verbal durante el proceso.

Todo esto está muy bien, pero ¿qué debemos transmitir para que nuestra candidatura destaque?

Comunicación

Comunicación

En primer lugar, deberíamos transmitir una actitud positiva y ganas. Actitud que no debe ser aparente, sino que debemos creernos e interiorizar, pues es de la única forma que el conjunto del mensaje que emitimos sea creíble.

Por otro lado, también debemos rodearnos de un entorno positivo, fijándonos pequeñas metas, y así poder alcanzar nuestros objetivos, de manera que podamos transmitir optimismo, confianza, responsabilidad y espíritu emprendedor; Cualidades muy demandadas a día de hoy por el mercado de trabajo.

Y todo ello, sin olvidarnos de cuidar que el mensaje que queramos transmitir sea coherente y concuerde con lo que realmente somos y queremos dar a conocer.

Y tú, ¿Cómo te comunicas?