Tu caja de talentos

Descubre tus talentos


Deja un comentario

Finalistas en los premios Educanet

Por segundo año consecutivo nuestro blog se ha clasificado como finalista en la categoría de Recursos Humanos en los premios Educanet, Llegar hasta aquí ya es un orgullo para nosotras.

Si te gustan los contenidos que compartimos con vosotros, no dudes en darnos tu apoyo con tu voto, y optar a ser el mejor blog en nuestra categoría. Os dejamos el enlace:

http://www.educa.net/finalistas-rrhh-2015/

Nuestro Blog es https://tucajadetalentos.wordpress.com/

 

Muchísimas gracias de antemano por todo. Seguimos trabajando por y para el Talento.


4 comentarios

4 CLAVES PARA SALIR DEL LABERINTO DEL DESEMPLEO

Volvemos con energías renovadas, y queríamos compartir con vosotros algunas claves para salir del laberinto del desempleo.

Claves que nos inspira la pequeña Lisa, de Los Simpson, en el capítulo “Para, o mi perro dispara” cuando menciona el algoritmo de Trémaux para salir del laberinto de maíz en el que se habían perdido. Así que, si a ellos les sirvió ¿por qué no nos va a servir a  nosotros para salir del laberinto del desempleo?

Laberinto de los Simpson

Laberinto de los Simpson

Para los que  no conocen este algoritmo, os contamos que lo inventó Charles Trémaux, un ingeniero francés, y lo primero que nos dice es que tenemos que marcar el camino que vamos siguiendo, y luego, y a partir de esta premisa, nos ofrece 4 claves o pasos para salir del laberinto.

Pues bien, la búsqueda de empleo podemos plantearla bajo las mismas premisas, marcándonos en primer  lugar el objetivo profesional que nos permitirá trazar el camino que vamos a recorrer.

Pero no nos bastará con saber qué camino recorrer. Si además seguimos las 4 claves del algoritmo, es más que seguro que encontraremos la salida de nuestro laberinto particular. Pero, ¿Cuáles son estas claves?:

1.- No siga el mismo camino dos veces: Si ya has seguido un camino y no te ha dado resultados, no lo vuelvas a coger, elige otras alternativas. Pongamos por ejemplo que vas a entregar en mano tu curriculum a todas las empresas de tu ciudad, si ves que eso no te está funcionando, cambia tu estrategia de búsqueda, y entrégalo por otros medios.

2.- Si llega a un cruce nuevo, no importa que camino coja: Cuando te encuentres en una situación nueva, si tienes varias alternativas de respuesta, tomes el camino que tomes, estará bien, y si te equivocas, siempre te quedará el otro camino por recorrer.

Imagina que con tus habilidades y competencias puedes optar a dos puestos de trabajo que nunca antes habías desempeñado, elijas el que elijas estará bien, y si no sale como esperabas, recuerda que siempre habrá más caminos (empleos) por recorrer.

3.- Si un camino nuevo lo lleva a un cruce viejo, o a un callejón sin salida, retroceda hasta la entrada del camino: Imagina ahora que te has decidido por demandar un trabajo nuevo, y que llegado el momento de la entrevista te encuentras con situaciones ya vividas con anterioridad (¿los valores de la empresa son similares a los de la empresa que abandonaste porque no creías en ellos?¿te explican que algunas funciones del puesto son tareas que no te habían contado y no estás dispuesto a realizar?, etc). Quédate con lo bueno, como ya conoces a lo que te vas a enfrentar, puedes reconsiderar tu respuesta, y volver a la entrada del camino.

4.- Si un camino viejo le lleva a un cruce viejo, tome un camino nuevo, y si no lo hay, tome cualquiera: En la búsqueda d empleo, recorremos a diario los mismos caminos de siempre (hacemos búsquedas en los portales de empleo, en metabuscadores, etc) si llegado el momento, tenemos alguna alternativa más para optimizar nuestra búsqueda (nuestro cruce), mejor optaremos por ir por el camino nuevo, y hacer lo que no habíamos hecho aún, por ejemplo buscar en redes sociales o blogs; Y si no hay alternativas nuevas para nuestra búsqueda, cualquier medio o camino que usemos para hacer llegar nuestra candidatura, será estupendo.

La gran clave para salir es la actitud con la que nos enfrentamos al laberinto. Con paciencia y constancia estaremos un poco más cerca de la salida.

¡Ánimo y suerte!


Deja un comentario

EL VALOR DIFERENCIAL DE TU TRABAJO – FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES

En momentos como los que estamos viviendo, en los que todos nos recuerdan que para destacar tenemos que ser diferentes, deberíamos pararnos a pensar que ya somos diferentes, es más, somos únicos, solo tenemos que ponernos en valor y mostrárselo al mundo.

Pero, ¿Qué es realmente a lo que tenemos que darle valor? ¿Por qué nos van a pagar en este mercado tan competitivo? Sin dudarlo, nos vienen a la cabeza las palabras de Alfons Cornellà en su libro “Visionomics”, y que dicen: “En una sociedad industrial el salario de los trabajadores se basa en el cumplimiento de un horario. En sociedades centradas en servicios, gran parte de los salarios dependen de los objetivos cumplidos. En cambio, el trabajador del s.XXI recibirá gran parte de su sueldo por tener un conocimiento diferencial. Ese conocimiento puede ser una idea o un consejo que aporta valor a una empresa. Ese conocimiento crea la diferencia.”

Trabajadores del S.XXI

Trabajadores del S.XXI

Así, el valor diferencial eres TU y tus conocimientos, no lo dudes.

Os deseamos un Feliz día internacional de los trabajadores


5 comentarios

LA OLLA , LA RANA Y LA PERCEPCIÓN DEL CAMBIO

Hace un tiempo asistimos a un taller sobre la reforma de la cotización y recaudación en la Seguridad Social impartida por el director provincial de la TGSS y del INSS de Castellón. Este taller no solo  nos sirvió para corroborar  como está cambiando el mercado laboral, sino que comprobamos los cambios que están planteando las administraciones para adaptarse a estos últimos.

Como todo, el mercado laboral está en permanente cambio; saber detectarlo y adaptarnos a él es nuestro trabajo, ya que de no hacerlo, puede salirnos muy caro, como nos contaba el ponente del taller con la parábola de la rana y la olla. Para los que no  la sepáis, os la contamos:

Si echamos una rana en una olla con agua hirviendo, esta salta inmediatamente hacia fuera y consigue escapar. En cambio si ponemos una olla con agua fría  y echamos una rana esta se queda tan tranquila. Y si a continuación empezamos a calentar el agua poco a poco, la rana no reacciona sino que se va acomodando a la temperatura hasta que pierde el sentido y, finalmente, muere sin darse cuenta.

La olla, la rana y la percepción del cambio

La olla, la rana y la percepción del cambio

Como la rana, nosotros percibimos los cambios súbitos y reaccionamos enseguida; pero si los cambios se van produciendo de forma discreta y no somos capaces de percibirlos, o aún peor, si los percibimos y nos acomodamos (nos quedamos en nuestra zona de confort) por miedo al cambio, entonces sí que nos puede pasar factura la decisión que hemos tomado de no hacer nada al respecto.

Imagina que sigues haciendo la búsqueda de empleo como antaño, y por miedo, no te adaptas a realizarla a través de las nuevas herramientas disponibles en la red; tus posibilidades de éxito se verán acotadas a un menor número de ofertas o posibilidades de empleabilidad.

Para garantizar nuestro éxito, no solo no debemos de acomodarnos, sino que tenemos la obligación de evolucionar, de dejar atrás nuestras antiguas costumbres, y saltar a la zona mágica, fuera de nuestra zona de confort, dónde pueden suceder cosas fantásticas.

¿Estás preparado para saltar fuera de la olla?


6 comentarios

SAL AHÍ AFUERA Y HAZ QUE PASE: 4 TIPS PARA QUE TUS OBJETIVOS TOMEN VIDA DEFINITIVAMENTE

Una vez ya sabemos de qué estamos hechos y qué hemos venido a hacer, llámale misión-visión o como quieras, nos aborda la cuestión de cómo hacer que pase, es decir, de qué manera convertir nuestras metas profesionales y vitales en una realidad (nadie dijo que fuera a ser fácil…). Para ayudarte en esta tarea, hoy te ofrecemos un método práctico y sencillo de gestionar mejor tu tiempo y ver tus objetivos cobrar vida en tan solo 4 pasos o tips:

PASO 1: IDENTIFICA TUS ROLES. Si nos paramos a pensar, vivimos la vida en función de roles: en el trabajo, en la comunidad, en la familia, etc. Identifica los tuyos. No te preocupes si esto te toma un tiempo, incluso si lo consigues en varias “fases”.

PASO 2: SELECCIONA LAS METAS PARA CADA ROL. ¿Qué podría hacer yo esta semana para lograr el mayor impacto positivo en este área?

PASO 3: ORGANIZACIÓN SEMANAL. Hazte un horario distribuyendo las prioridades semanales, es decir, las metas importantes en primer lugar.

PASO 4: EVALÚA. Al finalizar la semana, revisa qué metas has logrado y los contratiempos que has tenido que afrontar, y pon las bases para mejorar tu gestión de la próxima semana.

El GRAN TIP: AFILAR LA SIERRA. Incluye en tu horario actividades (físicas, sociales/emocionales, mentales o espirituales, tú eliges) que mantengan afilada la sierra. Son imprescindibles si pretendes seguir aserrando!!.

Y para muestra un botón. A continuación te adjuntamos la hoja de trabajo (no nos digáis que no os lo ponemos fácil) que, a tal fin, nos propone Stephen Covey en “Primero lo primero”, un libro que anteriormente hemos recomendado encarecidamente en este blog.Ejemplo hoja de trabajo

No se trata de seguir este cuadrante al pie de la letra, únicamente de contar con una idea de partida sobre cómo gestionar vuestro tiempo, la cual podéis individualizar de la manera que personalmente os facilite su seguimiento, aquí lo importante es el fin y no el medio. Que tengáis un feliz y productivo camino hacia vuestras metas, amig@s!!!


1 comentario

Bienvenido Septiembre

Ya estamos de vuelta y con las pilas cargadas le damos la bienvenida a Septiembre

Bienvenido septiembre

Bienvenido septiembre


3 comentarios

ARDER O NO ARDER, ¿ESA ES LA CUESTIÓN?

El otro día conversábamos con una colega de profesión sobre la importancia de detectar en las entrevistas de trabajo la motivación que poseen los candidatos hacia aquello a lo que se dedican. Para nosotras es importante captar este aspecto o, al menos, intentarlo.

El mundo necesita ...

El mundo necesita …

Existe un momento durante una entrevista en que le pides a esa persona que te explique en qué consistía su anterior trabajo o qué le gustaba de él. Y rápidamente, ante una pregunta tan sencilla como esa, ves cómo les cambia el gesto, muchos parece que se relajen y algunos hasta sonríen, como si pensaran: “hablar de lo que me gusta hacer: fácil!”. Al responder, la persona a la que le motiva lo que hace, vibra detallando tareas, repasando procesos, enumerando gestiones y responsabilidades,…        Personalmente, para nosotras como entrevistadoras, es maravilloso cuando se produce este momento, y es una de esas cosas que nos enganchó de nuestro trabajo: presenciar la pasión, presenciar a esa otra persona en su esencia. Es emocionante.

Independientemente de lo interesante de esta vivencia, nuestra finalidad como seleccionadoras     sería detectar y captar para nuestras compañías a personas apasionadas de lo que hacen. Para nosotras, la importancia de este hecho radica en dos motivos:

1-Creemos firmemente que nadie puede ser brillante en algo que no le apasione, y en las organizaciones quieren contar con los mejores profesionales.

2-Hemos experimentado los beneficios de trabajar en entornos en los que la gente disfruta lo que hace. Esto genera un clima laboral infinitamente más positivo (y esto, a su vez, redunda también en mejores resultados).

En cuanto al primero de estos motivos, el razonamiento de porque no podemos ser verdaderamente buenos en algo que no nos apasiona. Es muy sencillo, si partimos de la idea de que la motivación es el motor de todo aprendizaje y que mentes privilegiadas hay solo cuatro, estaremos de acuerdo que no es fácil que persistamos (informándonos, formándonos, acumulando pericia) en áreas que no nos motiven y, sin un determinado grado de dedicación, es difícil que lleguemos a dominar un campo como para ser verdaderamente buenos en él. El apasionamiento, en este caso, puede marcar la diferencia entre ser un profesional correcto y ser brillante.

En cuanto al segundo motivo, simplemente cabe pararnos a pensar en aquello que verdaderamente nos gusta hacer, bien se trate de nuestro trabajo (enhorabuena, en este caso) o de aquellas cosas que hacemos en nuestro tiempo libre por placer o hobbie; centrémonos en la experiencia de estar enfrascado en esas tareas, en cómo todo parece fluir y las horas se nos pasan volando. Es una  sensación que todos tenemos en algunos momentos y apartados de nuestra vida. Para todos nosotros es una experiencia de disfrute, altamente deseable. ¿Os imagináis trabajar en un equipo en que sus miembros compartan esa misma vivencia en relación a las tareas y responsabilidades asignadas a su puesto? En este caso, el apasionamiento marca la diferencia entre tener una nómina y tener un trabajo. Además, una de las propiedades que tiene la verdadera pasión es que es contagiosa y pueden generarse sinergias altamente creativas y productivas.

Después de todo lo expuesto, y por si todavía no vemos claros los beneficios de la pasión en el campo profesional, repitamos el ejercicio anterior pero con un escenario totalmente distinto que a todos nos puede resultar familiar. Pensemos en una situación que, tristemente, abunda: la de aquellos que se pasan cada día 8 horas trabajando en algo que no les motiva, y esto durante semanas, meses y años… ¿qué pensamos a priori del desempeño de estos trabajadores en sus puestos? ¿y de su bienestar y satisfacción personal?.

Arder

Arder

Con todo, simplemente queríamos compartir con vosotros lo que pensamos acerca de otro aspecto  de nuestro desempeño profesional, porque nos gusta la gente apasionada por lo que hace, la gente que arde, y porque intentamos detectarla y que sea captada por las organizaciones. Pero queríamos también con esta reflexión animaros a buscar aquello os apasione, o hacer que os apasione aquello que hacéis, buscar la chispa que encienda la llama, la cuestión es arder, ¿o no?

¿Qué opináis vosotros?  ¿Ardéis en lo que hacéis? Estamos deseando oíros.