Tu caja de talentos

Descubre tus talentos

Una patada en el culo

6 comentarios

Resiliencia

Resiliencia

El término resiliencia proviene del verbo latino resilire que significa “saltar hacia atrás, rebotar” y hace referencia a la “capacidad de los sujetos para sobreponerse a periodos de dolor emocional y situaciones adversas e incluso resultar fortalecidos por éstos”. Es aquello de que “lo que no te mata te hace más fuerte”. Curiosamente, el término no atañe únicamente al plano de lo emocional sino también al de lo material, siendo común a campos como la psicología y la física; en ingeniería, en concreto, la resiliencia es una magnitud que mide la “cantidad de energía que absorbe un determinado material al romperse bajo la acción de un golpe o su capacidad de recuperar su estructura tras una deformación”.

 Según su definición la resiliencia es, por tanto, una cualidad interesante con la que contar a la hora de afrontar la búsqueda de empleo, tarea que se ha convertido en una carrera de obstáculos en la cual caer y tener que volver a levantarse es una constante. Y también es una cualidad de valor inestimable en nuestra vida personal, pues nos va a permitir afrontar de manera más adaptativa las dificultades, los duelos y las adversidades que inevitablemente se nos presentarán y, además, salir fortalecidos y “mejorados” de dichas circunstancias.

 Hay personas que parecen traer el optimismo y la resiliencia de serie (pensamos en niños que se sobreponen estoicamente a enfermedades, catástrofes y otras situaciones extremas), pero la mayoría debemos aprender a encontrar el tesoro que se esconde bajo cada piedra con la que tropezamos en el camino. Pero, ¿cómo conseguir ser una persona resiliente?

 Pues lo cierto es que, pese a que aspectos como tener una buena red familiar y social de apoyo ayudan a ser resiliente, una vez más, la verdadera clave está en nuestros todopoderosos y omnipresentes pensamientos. Es decir, si yo considero de entrada que “de TODO de aprende”, que cada dificultad me plantea un reto que me brinda una oportunidad única de generar nuevas habilidades o mejorar algunas que ya poseo y de conocerme más a mí mismo; si sé ver mi vida en su conjunto y en perspectiva; si, pese al sufrimiento que pueden generarme determinadas situaciones, sé descifrar y exprimir el aprendizaje de vida que hay contenido en ellas. Si soy capaz de pensarlo y sentirlo así, cuando pase la tormenta (que pasará), seré un marinero más experto que antes de entrar en ella. Sentiré fortalecida mi confianza en mí mismo y mi capacidad de hacer cosas y superar momentos difíciles en un futuro. Podré, como los materiales, absorber la energía del golpe, y me sentiré vencedor de la situación y de la vida misma.

 Las personas poco resilientes, por contra, no ven tal oportunidad y se quedan estancados en el evento traumático o estresante, como pueda ser una búsqueda de empleo frustrada (y frustrante), y no pueden ubicarse en la etapa siguiente.

Patada en el culo

Patada en el culo

Afortunadamente, dicen los expertos, la mayoría de nosotros hemos tenido esta experiencia de crecimiento descrita anteriormente. El hecho de que yo aprenda o no, lo que yo “saque” de esta situación es, como en muchas otras cosas, una cuestión de enfoque o actitud, una actitud de superación y trascendencia y diríamos que hasta de sentido del humor, para considerar que “hasta una patada en el culo te empuja hacia adelante”.

Anuncios

6 pensamientos en “Una patada en el culo

  1. Me encanta vuestro post. La vida está plagada de momentos complicados, de piedras en el camino, y os aseguro que en momentos así sienta genial leer artículos como el vuestro. A veces nos centramos en lo negativo, sin darnos cuenta de todo lo positivo que vamos consiguiendo poco a poco.

    ¡Gracias por posts tan positivos!

    • Muchas gracias por tu comentario Gemma, nos alegra mucho que nuestros post te infundan optimismo.

      Por muy complicado que sea el momento de tu vida en el que te encuentres, siempre hay muchas cosas positivas a tu alrededor en las que centrarte.

      Un abrazo

  2. Muchas gracias Rocio y Anuska por vuestra recomendación, esperamos que os haya gustado. Saludos

  3. Muy bien,actualmente?……….se tiene que luchar hasta con dueños que no valoran el esfuerzo

    • Muchas gracias por tu comentario Daniel. Lo importante no es luchar con gente que no valore tu esfuerzo, si tu estás satisfecho con tu trabajo; lo importante es mantener la actitud óptima para alcanzar todos los objetivos que te propongas en la vida. A veces, como bien dice el post, que no te valoren (sería la patada en el culo), te da el impulso que necesitas para ir hacia delante. Saludos

  4. Reblogueó esto en Patricia Gómez Musnéy comentado:
    Hasta una patada en el culo te empuja hacia delante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s