Tu caja de talentos

Descubre tus talentos


2 comentarios

Conciliación y habilidades con Erin

Título original: Erin Brockovich

Año de producción: 2000, EEUU

Director: Steven Soderbergh

Duración: 130 min.

Erin Brockovich

Erin Brockovich

El film relata la historia de Erin, una mujer joven, soltera, madre de tres hijos y con un perfil poco cualificado, que busca trabajo para poder mantener a su familia, situación que se agrava por un accidente de tráfico del que no sale bien parada, ya que los prejuicios del juez que lleva el caso hacen que su demanda sea desestimada.

El abogado de su aseguradora, Ed Masry, que había presentado la demanda, se ve en la obligación de contratarla por el agravio de su demanda, y la pone a archivar expedientes. La protagonista, llevada por su curiosidad, descubre un caso que puede ser muy importante para el bufet.

Tras una larga y dura investigación por parte de Erin, por la que realiza un sobreesfuerzo personal y familiar, logran enfrentarse a una gran compañía, la GEP (Gas y Electricidad del Pacífico), que, presuntamente, ha envenenado las aguas subterráneas de una población, exponiendo tanto a sus trabajadores como a los vecinos a graves enfermedades, incluso a la muerte.

Después de meses de trabajo, y por decisión de Ed, el caso pasan a gestionarlo otros abogados con más recursos y prestigio, y lo que, a priori, parecía ser una buena opción, resulta nefasto, pues los demandantes habían confiado en Erin, y el caso no seguirá adelante sin ella. Finalmente, consiguen ganar el caso, y la protagonista consigue su objetivo: ser respetada por su trabajo.

Conciliación de la vida familiar y laboral

Conciliación de la vida familiar y laboral

De esta película tendríamos que destacar muchas cosas. Por un lado, la dificultad en la que se encuentran las mujeres a la hora de conciliar su vida laboral y la familiar. Por otro lado, y aunque parezca que ya se han superado estas diferencias, el machismo encubierto existente, y al que muchas mujeres tienen que enfrentarse cada día, así como el poco reconocimiento al esfuerzo individual en la oficina.

Pero, sin duda, lo que más puede llamar la atención es que una demanda de este calibre sea sacada adelante por una persona poco cualificada pero con unas habilidades personales, como la empatía, muy necesarias para el óptimo desarrollo del trabajo. Con ello, no queremos decir que la formación no sea necesaria, nada de eso. Es muy importante, pero tanto o más que la formación, es el desarrollo de ciertas habilidades y competencias que harán que nuestro desempeño pase de ‘normal’ a ‘excelente’. ¿Estáis de acuerdo?

Anuncios


2 comentarios

Primero lo primero

“Primero lo primero” de Stephen R. Covey, es una guía revolucionaria sobre gestión del tiempo y la consecución de objetivos. Pero, además, en el fondo, es un libro para reflexionar sobre las prioridades y los valores. Un libro muy recomendable.

Stephen R. Covey

Stephen R. Covey


6 comentarios

Una ducha de motivación

Siempre hay un momento previo, cuando nos encontramos ante la tarea de escribir algo, en que nos inunda la inquietud de que nos faltan datos y conocimientos para aportar algo verdaderamente valioso. Esto se debe, en gran parte, a nuestra necesidad de control y cierto perfeccionismo, que cada vez vamos manteniendo más a raya. Y para continuar ganándole batallas a nuestra autoexigencia (a ver si al hacerlo en público se avergüenza y se marcha para siempre, es un poco pudorosa…), hoy hemos decidido soltarnos y hablar sobre motivación de manera totalmente vivencial y personal, sin referencias a grandes sabios, a excepción de alguna cita de esas que tanto nos gustan y nos estimulan.

Después de años de observar lo que mueve nuestras emociones y conductas y la del resto de humanos, hemos comprobado que una de las cosas que aporta sentido a la vida de muchos es tener un propósito vital y trabajar en él.

Ganas de vivir

Ganas de vivir

“Volví a sentir unas enormes ganas de vivir cuando descubrí que el sentido de mi vida era el que yo le quisiera dar” (Paulo Coelho).

Indagar y descubrir tu propósito vital y ponerlo a trabajar, aunque sólo puedas dedicarle unos instantes al día, no importa. Ver cómo, poco a poco, todo empieza a fluir: el resto de apartados y circunstancias de tu vida van alineándose para que avances en el camino hacia tu objetivo y, de pronto, todo cobra un sentido primigenio. Y es algo liberador. Es como volver a casa tras un largo viaje; volver a un lugar (mental, en este caso) donde uno conoce y se reconoce, donde somos más  nosotros mismos y somos invencibles.

¿Eso significa que, cuando encuentras lo que te motiva estás motivado las 24 horas al día, 7 días a la semana y 365 días al año, y que nunca más tienes? Pues por supuesto que no.

Ducha de motivación

Ducha de motivación

“La gente señala que la motivación no le suele durar… Tampoco los efectos de la ducha, y por eso nos duchamos a diario” (Zig Ziglar).

Todos tenemos momentos y días malos, circunstancias adversas. Todos dudamos. Toda persona inteligente se hace preguntas y vacila. No somos inmunes a lo que nos rodea y podemos ser vulnerables a los objetores que nos hablan de molinos de viento, utopías y espejismos…

Frente a ello, la motivación es una decisión consciente que se ha de tomar a diario, igual que la decisión de ducharse si queremos mantener sus efectos. Vivir motivado y, en definitiva, ser feliz, es una actitud, una opción de vida que se escoge  reiteradamente. Nosotras, en su momento, decidimos creer y lo seguimos decidiendo cada día.

Para los agnósticos, tengo una explicación alternativa: todos podemos dudar y perdernos por el camino, pero si uno tiene clara la dirección y el destino, no permanece mucho tiempo perdido ni a la deriva, uno ajusta el rumbo y emprende el camino de vuelta, porque sabe a dónde volver… A casa.

Nos vemos allí.

Y tú, ¿te das una ducha de motivación todos los días?


Deja un comentario

Diseña tu vida

La adversidad y perseverancia

La adversidad y perseverancia


Deja un comentario

La cuadrilla: Dilema ético y social

Título original: The Navigators

Año de producción: 2001, Reino Unido, Alemania, España

Director: Ken Loach

Duración: 93 min.

La cuadrilla

La cuadrilla

El film retrata la situación de un grupo de obreros pertenecientes a una empresa ferroviaria en el Reino Unido de mediados de los noventa. En concreto, se centra en el proceso que se desencadena cuando la empresa, de carácter estatal, es privatizada: las consiguientes reestructuraciones en la plantilla, los cambios (a peor) en las políticas de personal y en la cultura de empresa, la despersonalización del trabajador, que pasa a ser un número para la nueva compañía, y un largo etcétera.

 Pero esta es únicamente la situación desencadenante. Una vez expuesta, el film pasa a retratar la precariedad laboral y el trabajo en condiciones de poca seguridad que espera a aquellos trabajadores, quienes, ante la cambiante y desalentadora situación, optan por aceptar la indemnización ofrecida y abandonar la nueva empresa bajo la promesa de mayores ingresos por el mismo trabajo al ser empleados a través de intermediarios, en este caso, una empresa de trabajo temporal.

Como buen exponente del cine social de Ken Loach, el film denuncia una problemática social, en este caso un sistema deshumanizado, en el que el trabajador y su trabajo son únicamente un capítulo más de los costes a reducir, a cualquier precio. El obrero es el que siempre sale perdiendo y el que, en una situación de mayor demanda (trabajadores que desean ser empleados) que oferta (empleo) como la del film, se ve abocado a una relación de dependencia respecto a su empleador, que le convierte en cómplice a la fuerza de aquel y sus prácticas poco éticas cuando no fuera de la ley, en una lucha por la supervivencia que pueden acarrear consecuencias fatales en algunos casos.

Nuestra opinión, como profesionales que hemos trabajado en empresas de trabajo temporal y en empresas que subcontratan servicios con éstas, es que el mensaje del film no puede generalizarse. Es decir, que no puede agruparse a todas las empresas y empresarios, ni a todos los intermediarios del mercado laboral, ni tan siquiera a todas las empresas de trabajo temporal, bajo una misma etiqueta de poca ética, legalidad, seguridad o transparencia. De todo hay.

Condiciones laborales

Condiciones laborales

Por otra parte, podemos asegurar que, si un trabajador desempeña su labor en condiciones deficientes de seguridad u otro tipo de precariedad laboral en la empresa en la que presta el servicio, es porque ambas (subcontrata y empresa) lo conocen y lo permiten. Por suerte, en España disponemos de entidades, como la Inspección de Trabajo, que nos permiten denunciar estas situaciones. Además, si se hace un uso inadecuado o abusivo de las contrataciones a través de este tipo de intermediarios, es porque la legislación en materia laboral de cada país da cabida a este tipo de picaresca y fomenta con ello la precariedad laboral de sus ciudadanos.

Finalmente, la película termina exponiendo un dilema entre los miembros de la cuadrilla, ya que, por un lado, quieren hacer lo necesario por salvar la vida de su compañero, gravemente herido en un accidente de trabajo, y por otro, no descubrir las verdaderas razones de dicho accidente para no perder la oportunidad de seguir prestando sus servicios a la empresa.


Deja un comentario

Piedras para el crecimiento

Piedras para el crecimiento

Piedras para el crecimiento

¿Creéis que las dificultades que nos encontramos en el camino podemos aprovecharlas para nuestro crecimiento?


1 comentario

Hacer lo que te apasiona te acerca al éxito

¿Nunca os habéis preguntado si estáis haciendo lo que realmente os apasiona? ¿Os dedicáis profesionalmente a aquello para lo que habéis nacido? ¿Sentís vocación por lo que hacéis?

Según nos cuenta  la R.A.E., vocación es la inclinación natural de una persona por un arte, una profesión o un determinado género de la vida.

Cuando hablamos de vocación me viene a la cabeza un buen cocinero, él elige libremente dedicar su vida a aprender nuevas recetas, a manejarse entre fogones, y hacer lo que realmente le apasiona: la cocina. Y ya no sólo por ellos, sino por la satisfacción que les produce ofrecer su trabajo a los demás.

Hablar de vocación y hacer lo que te apasiona, significa también hacer ciertos sacrificios, en el caso del cocinero, estar entre fogones mientras el resto está disfrutando de una deliciosa cena, por ejemplo, aunque cuando uno hace lo que le gusta, y disfruta con su trabajo, este deja de ser una obligación, para ser algo que da sentido a tu vida.

Deberíamos darle a la vocación la importancia que merece. Creemos, sinceramente, que si descubrimos para qué hemos nacido, profesionalmente hablando, si hacemos realmente lo que nos apasiona, si, en definitiva, descubrimos nuestra vocación, y trabajamos sobre ella desarrollando las habilidades necesarias para perfeccionar nuestro trabajo, entonces, seremos felices. Nos sentiremos plenos, y tendremos más posibilidades de alcanzar el éxito en aquello que queramos hacer con nuestra vida.

Vocación

Vocación

“Cuando aquello que haces te provoca dar lo mejor de ti sin esperar recompensas, has encontrado tu vocación”

Y tú, ¿has encontrado la tuya?