Tu caja de talentos

Descubre tus talentos


Deja un comentario

YO LES PEDIRÍA QUE …

Hoy, cuando hace ya 40 días que estamos confinados, empiezan a surgir de nuevo las palabras y los pensamientos que he tenido retenidos tanto tiempo.

Esta situación atípica que nos ha tocado vivir la ha producido, como todos ya sabemos, un virus llamado Covid-19 o Coronavirus. Un virus caprichoso que está haciendo estragos en nuestro país.

Por mi parte, me niego a consentirle (al virus) que se salga con la suya, y me quedo en casa, haciendo y aportando a mi entorno lo que puedo, aunque tenga que ser de forma virtual.

Por otro lado, a los responsables de tomar las decisiones que nos afectan a todos, les pido que NO consientan tampoco que Covid-19 se salga con la suya, y para eso, en mi humilde opinión, tienen que actuar como le pediría que actuara a un equipo de trabajo efectivo, es decir, como un equipo de trabajo capaz de lograr el efecto que desea o se espera de él.

trabajo-en-equipo

Trabajo en equipo

No hace falta que corramos demasiado para saber qué se espera de ellos, aunque no está de más que les refrescáramos un poco la memoria:

Hay que decirles que definan su objetivo o propósito, que no es otro que acabar con el dichoso virus, y que este no siga cebándose con nuestra sociedad, con tantas personas como ya lo ha hecho, con nuestro fantástico equipo de sanitarios, agentes del orden, con tantas familias como ha destrozado…etc, además de que el impacto de las medidas que tomen sea el menor posible, de modo que tomen sus decisiones pensando en cómo podemos ganar todas las partes, porque, creo que, a estas alturas, ya hemos perdido bastante.

Cuando sepan lo que tienen que hacer, es decir, y tengan definido cuál es su objetivo, les pediría que revisaran sus valores, y los alinearan con y para el bien común. Les pediría que fueran humildes y no actuaran creyéndose mejores que nadie, pues todos tenemos debilidades y limitaciones, que seguro pueden ser complementadas por otras personas, bien de su círculo de influencia o bien de fuera de él, aunque por encima de todo, les pediría respeto.

Respeto Mafalda

Respeto

Respeto por todas las familias rotas por el “bicho”, respeto por los trabajadores que se juegan la salud o la vida por todos nosotros, respeto por todos aquellos que han perdido su trabajo, respeto por tantos autónomos que han tenido que quedarse en casa cerrando sus negocios, respeto por los docentes por su excepcional dedicación y esfuerzo para que los alumnos no pierdan el curso, respeto por las familias, respeto …., siempre RESPETO.

También les pediría que, antes de tomar decisiones o plantear soluciones, antes de improvisar, que escucharan, pero que hicieran una escucha empática, es decir, que hicieran el esfuerzo de escuchar para comprender profunda y completamente a cada interlocutor, y que lo hicieran no solo a nivel intelectual, sino también a nivel emocional, de manera que los ciudadanos sintamos que podemos confiar en ellos y en las decisiones que toman, aunque no estemos de acuerdo con ellas.

Escucha empática

Escucha empática

Si realmente son capaces de escuchar para comprender, si son capaces de ponerse en el lugar del otro, seguro que sus decisiones serían más acertadas.

Otra de las cosas que tendrían que comprobar es si su comunicación es sinérgica o no, o sea, si en su proceso de comunicación, tanto como emisor como receptor de mensajes, lo están haciendo conscientemente valorando, respetando y construyendo sobre las diferencias para crear algo superior.

Recordad que cuando se crean sinergias, el resultado es el todo que resulta mayor que la suma de las partes, por lo que si trabajan en esta línea, comunicándose con todos para encontrar soluciones, no cabe duda que podrán encontrarlas para que nadie pierda más de lo que ya hemos perdido.

Por último, pero no por eso menos importante, tendría que haber un liderazgo efectivo, en el que el líder busque, por encima de todo, el bien común antes que el suyo propio, antes que anteponer su deseo por obtener reconocimiento, que pensara que entre todos el éxito será mayor, y el impacto (sanitario, económico y social) será menor.

¿Qué más les pedirías?


Deja un comentario

EL VALOR DIFERENCIAL DE TU TRABAJO – FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES

En momentos como los que estamos viviendo, en los que todos nos recuerdan que para destacar tenemos que ser diferentes, deberíamos pararnos a pensar que ya somos diferentes, es más, somos únicos, solo tenemos que ponernos en valor y mostrárselo al mundo.

Pero, ¿Qué es realmente a lo que tenemos que darle valor? ¿Por qué nos van a pagar en este mercado tan competitivo? Sin dudarlo, nos vienen a la cabeza las palabras de Alfons Cornellà en su libro “Visionomics”, y que dicen: “En una sociedad industrial el salario de los trabajadores se basa en el cumplimiento de un horario. En sociedades centradas en servicios, gran parte de los salarios dependen de los objetivos cumplidos. En cambio, el trabajador del s.XXI recibirá gran parte de su sueldo por tener un conocimiento diferencial. Ese conocimiento puede ser una idea o un consejo que aporta valor a una empresa. Ese conocimiento crea la diferencia.”

Trabajadores del S.XXI

Trabajadores del S.XXI

Así, el valor diferencial eres TU y tus conocimientos, no lo dudes.

Os deseamos un Feliz día internacional de los trabajadores


2 comentarios

Primero lo primero

“Primero lo primero” de Stephen R. Covey, es una guía revolucionaria sobre gestión del tiempo y la consecución de objetivos. Pero, además, en el fondo, es un libro para reflexionar sobre las prioridades y los valores. Un libro muy recomendable.

Stephen R. Covey

Stephen R. Covey