Tu caja de talentos

Descubre tus talentos


3 comentarios

ARDER O NO ARDER, ¿ESA ES LA CUESTIÓN?

El otro día conversábamos con una colega de profesión sobre la importancia de detectar en las entrevistas de trabajo la motivación que poseen los candidatos hacia aquello a lo que se dedican. Para nosotras es importante captar este aspecto o, al menos, intentarlo.

El mundo necesita ...

El mundo necesita …

Existe un momento durante una entrevista en que le pides a esa persona que te explique en qué consistía su anterior trabajo o qué le gustaba de él. Y rápidamente, ante una pregunta tan sencilla como esa, ves cómo les cambia el gesto, muchos parece que se relajen y algunos hasta sonríen, como si pensaran: “hablar de lo que me gusta hacer: fácil!”. Al responder, la persona a la que le motiva lo que hace, vibra detallando tareas, repasando procesos, enumerando gestiones y responsabilidades,…        Personalmente, para nosotras como entrevistadoras, es maravilloso cuando se produce este momento, y es una de esas cosas que nos enganchó de nuestro trabajo: presenciar la pasión, presenciar a esa otra persona en su esencia. Es emocionante.

Independientemente de lo interesante de esta vivencia, nuestra finalidad como seleccionadoras     sería detectar y captar para nuestras compañías a personas apasionadas de lo que hacen. Para nosotras, la importancia de este hecho radica en dos motivos:

1-Creemos firmemente que nadie puede ser brillante en algo que no le apasione, y en las organizaciones quieren contar con los mejores profesionales.

2-Hemos experimentado los beneficios de trabajar en entornos en los que la gente disfruta lo que hace. Esto genera un clima laboral infinitamente más positivo (y esto, a su vez, redunda también en mejores resultados).

En cuanto al primero de estos motivos, el razonamiento de porque no podemos ser verdaderamente buenos en algo que no nos apasiona. Es muy sencillo, si partimos de la idea de que la motivación es el motor de todo aprendizaje y que mentes privilegiadas hay solo cuatro, estaremos de acuerdo que no es fácil que persistamos (informándonos, formándonos, acumulando pericia) en áreas que no nos motiven y, sin un determinado grado de dedicación, es difícil que lleguemos a dominar un campo como para ser verdaderamente buenos en él. El apasionamiento, en este caso, puede marcar la diferencia entre ser un profesional correcto y ser brillante.

En cuanto al segundo motivo, simplemente cabe pararnos a pensar en aquello que verdaderamente nos gusta hacer, bien se trate de nuestro trabajo (enhorabuena, en este caso) o de aquellas cosas que hacemos en nuestro tiempo libre por placer o hobbie; centrémonos en la experiencia de estar enfrascado en esas tareas, en cómo todo parece fluir y las horas se nos pasan volando. Es una  sensación que todos tenemos en algunos momentos y apartados de nuestra vida. Para todos nosotros es una experiencia de disfrute, altamente deseable. ¿Os imagináis trabajar en un equipo en que sus miembros compartan esa misma vivencia en relación a las tareas y responsabilidades asignadas a su puesto? En este caso, el apasionamiento marca la diferencia entre tener una nómina y tener un trabajo. Además, una de las propiedades que tiene la verdadera pasión es que es contagiosa y pueden generarse sinergias altamente creativas y productivas.

Después de todo lo expuesto, y por si todavía no vemos claros los beneficios de la pasión en el campo profesional, repitamos el ejercicio anterior pero con un escenario totalmente distinto que a todos nos puede resultar familiar. Pensemos en una situación que, tristemente, abunda: la de aquellos que se pasan cada día 8 horas trabajando en algo que no les motiva, y esto durante semanas, meses y años… ¿qué pensamos a priori del desempeño de estos trabajadores en sus puestos? ¿y de su bienestar y satisfacción personal?.

Arder

Arder

Con todo, simplemente queríamos compartir con vosotros lo que pensamos acerca de otro aspecto  de nuestro desempeño profesional, porque nos gusta la gente apasionada por lo que hace, la gente que arde, y porque intentamos detectarla y que sea captada por las organizaciones. Pero queríamos también con esta reflexión animaros a buscar aquello os apasione, o hacer que os apasione aquello que hacéis, buscar la chispa que encienda la llama, la cuestión es arder, ¿o no?

¿Qué opináis vosotros?  ¿Ardéis en lo que hacéis? Estamos deseando oíros.

Anuncios


Deja un comentario

UN MÉTODO CRUEL Y SIN META

Título: El método

Año: 2005

País: España/Argentina

Dirección: Marcelo Piñeyro

Duración:115 min.

Selección de personal "El método"

Selección de personal “El método”

Film inspirado en una pieza teatral que ahonda en otro de los apartados de la gestión de los recursos humanos en la empresa, probablemente uno de los más impopulares de nuestro trabajo: la selección de personal y sus métodos.

En concreto, el film retrata la lucha de siete candidatos por un puesto de alta responsabilidad en una multinacional, que son encerrados en una sala y sometidos por parte de la empresa a varias pruebas grupales que les enfrentarán al resto de candidatos y a sí mismos y sus propios fantasmas.

La tensa competitividad de partida pone las bases de la desconfianza entre ellos y de un juego de estrategia cada vez más abierto y cruel que destapa a su paso inseguridades y miedos, con el consiguiente dolor. Se trata finalmente de una lucha por la supervivencia que va más allá de la simple competencia por un puesto de trabajo.

Por el camino el film toca temas como la ambición y la competitividad contrapuestas a la ética, el valor de la experiencia, los roles de género, la discriminación por razones de género o edad, las diferencias entre clases,…

El excelente guión está validado por las magistrales interpretaciones de actores sólidos de nuestro panorama, y todo ello dota a la situación planteada por la película de una total verosimilitud. Así, el espectador experimenta la creciente tensión que plantea la ambición sin escrúpulos y a la vez las inseguridades de los candidatos más jóvenes; y también el dolor y la rabia de los más veteranos ante el frío y despiadado menosprecio de su experiencia y su veteranía por parte de las nuevas generaciones.

En nuestra opinión el film refleja un extremo de actitudes y roles que pueden subyacer en procesos de selección para puestos de estas características en un mundo competitivo como es el actual.

Tanto en el supuesto de tener que ser candidatas como en el supuesto de ser las técnicas de selección de la empresa, desaprobamos a las empresas que enfrentan a sus candidatos a este nivel, del todo innecesario, y premian con su beneplácito a aquel candidato que sale vencedor de este tipo de contiendas, porque tampoco deseamos contar con este tipo de trabajadores en nuestras empresas. Afortunadamente, no nos hemos visto en esta situación hasta la fecha y creemos que no es la dirección que está siguiendo la gestión de los recursos humanos en los últimos años.

Y vosotros, ¿qué pensáis de la competitividad y sus estrategias en los procesos de selección y en la empresa? ¿Os habéis encontrado en una situación similar a la del film alguna vez? Estamos deseando oír vuestras opiniones!


3 comentarios

Taller gratuito para la búsqueda de empleo

El próximo día 13 de febrero de 2014 a las 15:15 hs en la AVV Raval Universitari, Taller gratuito “Destapa tu caja de talentos para la búsqueda de empleo”. ¡¡¡No te lo puedes perder!!!

Plazas limitadas. Previa inscripción a: runiversitari@gmail.com

Cartel Taller Búsqueda de empleo en AVV UJI

Cartel Taller Búsqueda de empleo en AVV UJI

Cartel AAVV UJI

¿Alguna vez te has planteado cómo quieres que sea tu futuro?  Te plantees lo que te plantees, confía en ti, cree en ti y ten claro lo que quieres conseguir.

“La forma de conseguir tu meta es soñar con lo que quieres, ponerle fecha de caducidad a tu sueño, y luego trabajar para alcanzarlo”

Realizar cambios en tu vida no necesariamente significa que vayas a perder lo que tenías, sino que sumas, te desarrollas. Para eso, tienes que vencer tus miedos, y nada mejor para vencerlos que tu motivación.

Obsérvate, descubre tus miedos y véncelos. Solo tienes que creer en ti, ya que solo tú eres el protagonista de tu vida, y lo que tú no decidas, otros lo harán por ti.

Y tú, ¿estás en tu zona de confort? ¿O en qué zona estás?

¿Te atreves a soñar?


Deja un comentario

PREPARANDO EL DÍA D

Bienvenidos a todos a nuestro blog de TalentMap, “Tu caja de Talentos”, que esperamos sea fuente de inspiración y motivación en tu búsqueda de empleo.

Ya estamos aquí. Casi sin aliento hemos llegado al momento de escribir nuestro primer post. Tras varios meses de duro trabajo de formación, investigación y  elaboración de un plan de negocio, estamos delante de la página en blanco, sintiendo el maravilloso vértigo de las primeras veces, mirando el cursor cómo parpadea impaciente dando cuenta de cada segundo que pasa, como apremiándonos a escribir algo ya.

En fin, puede que lo más sencillo y lógico sea empezar el primer post por el principio, contándoos quiénes somos y qué nos ha traído hasta aquí.

Somos Patricia y Meritxell, dos profesionales con formación y experiencia en la gestión de los Recursos Humanos en sus diferentes áreas (selección, formación, contratación), que han pasado ya la barrera de los 35 años. Resumiendo bastante os diremos que hemos sido quienes seleccionaban a quién se empleaba y lo contrataban. Posteriormente hemos sido técnicos de empleo que orientaban y formaban a quien buscaba ser seleccionado. Pero también hemos estado en el otro lado, buscando trabajo y siendo entrevistadas u orientadas por técnicos y empresas como aquellas en las que antes trabajamos. Hemos estado en los dos lados de la mesa: hemos sido la que hace las preguntas y la que debe responderlas, la que llama y la que se queda esperando una llamada, la que da el no y la que lo recibe. No es sólo que analizamos la problemática desde todos los ángulos posibles, es que la hemos vivido desde todas las posiciones.

Siempre sentimos que había cosas que necesitaban ser dichas y hechas por nosotras; que la vida es demasiado corta para depender únicamente de que otro te dé la oportunidad, demasiado apasionante para dejarla pasar sin aportar tu visión, sin intentar mejorar tu entorno, sin dejar tu impronta de la manera que escojas.

El día que nos conocimos, hablando de nuestros objetivos vitales y profesionales, descubrimos que nuestro elemento, donde sentíamos que encajábamos perfectamente y todo fluía, era cuando poníamos los conocimientos y herramientas adquiridos durante estos años a disposición de aquellos que buscaban trabajo o un cambio o mejora profesional; que nuestro trabajo soñado era hacer lo que sabemos hacer y que, por suerte, nos apasiona, y hacerlo con nuestro propio enfoque, poniendo a cada persona y su singularidad en el centro.

¿Y por qué no crear nosotras mismas ese trabajo ideal? Nos preguntamos, ¿Le interesará a alguien lo que podemos ofrecer? Temíamos estar enamorándonos de nuestra idea y perdiendo de vista lo esencial: si esa idea era la solución a un problema real. Un estudio de mercado nos sacó de dudas. Vamos, que habría poco empleo, pero que había mucho trabajo en el campo de la orientación profesional bien entendida, y que esta era nuestra oportunidad o, mejor dicho, nuestra decisión; porque las oportunidades no existen, existen las decisiones que se toman y se alinean con acciones respaldadas con esfuerzo y sacrificios.

Y todo lo demás es historia, nuestra breve historia hasta el momento. Nos decidimos a dar el primer paso, y lo dimos con ilusión y fe, y todos los pasos posteriores con la misma ilusión, pero también con determinación, perseverancia y mucho, mucho trabajo y cafeína; estos últimos elementos son la base de todo, cafeína incluida. !Nadie dijo que fuera fácil!

No podemos dejar de mencionar que por el camino tuvimos la suerte de contar con quien ha sido nuestro mentor. Un maestro de los de verdad, alguien que siempre encuentra la palabra justa, que tiene la visión, la honestidad y la humildad de los que son muy grandes, y un carisma seguramente innato. Gracias, Luis, por tanto y por todo.

Y en ello estamos… A partir de ahora compartiremos con vosotros esas cosas que siempre sentimos que necesitaban ser dichas y hechas. Y, pase lo que pase, si con nuestro trabajo conseguimos inspirar a una sola persona, ese será el éxito con mayúscula para nosotras.

Hasta el próximo post!